Compartir
24 de jul 2017
El 27% de las niñas y el 29% de los niños chilenos, serían obesos, entre los  5 y 17 años, según Índice de masa corporal (IMC)  correspondiente a su edad. Esto ubica a Chile entre los países de la OCDE con mayor obesidad infantil, sólo superado por Grecia, Estados Unidos, Italia, México y Nueva Zelandia.

La Obesidad se define como una enfermedad crónica de origen multifactorial, caracterizada por un aumento anormal de la grasa corporal, en cuya etiología se entrelazan factores genéticos y ambientales que conducen a un aumento de la grasa corporal  y a un mayor riesgo de morbimortalidad. Es por esta razón que el abordaje de la Obesidad en niños, debe ser integral, para obtener resultados permanentes en el tiempo.

Cuando un niño o una niña, presenta exceso de peso, aumenta el riesgo de presentar:
> Obesidad en la edad adulta
> Enfermedades cardiovasculares y Diabetes Mellitus II
> Trastornos del aparato locomotor, especialmente artrosis
> Hipertrigliceridemia, considerado el factor de riesgo cardiovascular más prevalente ( 1 de cada 3 niños obesos)
> Dislipidemia (25-30%)
> Inicio temprano de la pubertad asociado al sobre peso
> Ciertos tipos de cáncer, como de endometrio, mama y colon

A nivel de políticas públicas, se están adoptando algunas medidas para enfrentar la obesidad infantil, como la nueva ley de etiquetado y la obligación de vender alimentos saludables dentro de los establecimientos educacionales, fomentando el desarrollo de kioscos saludables

¿Qué podemos hacer en casa para ayudar a un niño con sobrepeso?

> Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos
> Reducir la ingesta total de grasas y azúcares
> Privilegiar que beba agua en lugar de bebidas azucaradas
> Preparar colaciones más saludables
> Hacer actividad física todos los días. Es importante que no sea tedioso sino que una instancia entretenida, de juego, un momento para compartir.

Individualmente los niños y niñas deben ser abordados por un Profesional especialista en Nutrición y considerar aspectos como: el esquema de alimentación, determinante de la ingesta, elección de los alimentos  y el análisis cuanti y cualitativo de la ingesta, son necesarios para modificar la alimentación y mejorar el estado nutricional.

La incorporación de la familia en el tratamiento nutricional es fundamental para el éxito, como son los hábitos y conducta alimentaria, quien se preocupa de las compras, quien y como cocina, comen fuera del hogar, comen comida preparada, almuerza en el colegio, compran bebidas gaseosas, entre otros aspectos.

Lo central del tratamiento es la promoción de hábitos de ingesta y la  actividad física, sin embargo es necesario generar  acciones específicas como son:
1.    La restricción de alimentos ricos en azúcar y grasa
2.    Establecer un esquema de alimentación, el que debe contemplar los horarios de cada alimentación.
3.    Evitar ayuno
4.    Determinar las necesidades nutricionales de energía, proteínas, carbohidratos y lípidos, además de nutrientes críticos como el calcio y  hierro,  permitiendo un adecuado crecimiento y desarrollo para su edad, evitando el déficit de nutrientes.
5.    Establecer metas en la baja de peso,  las cuales son individuales
6.    Fomentar actividades al aire libre seguras
7.    Estimular el aumento de la actividad física,  asegurando su factibilidad  y viabilidad
8.    Tratamiento precoz e involucrar a todo el grupo familiar
9.    Descartar obesidad secundaria
10.    Identificar comorbilidad asociada

Para consultas puede escribir a obesidadydiabetes@clinicauandes.cl

Reserva de horas en el Call Center 22 618 3100  y portal web clinicauandes.cl

Condiciones Descuento de 20% corresponde a HHMM y cuenta clínica sobre valor particular de los paquetes quirúrgicos. Paquete valido solo para pacientes particulares, Fonasa y afiliados a Isapres en convenio. Promoción válida hasta el 31-12-2017








Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME