Compartir
20 de sep 2017
Este es un periodo en que los niños requieren especial atención, debido a que viene una época del año que incluye nuevas exigencias: tanto a nivel escolar como social, vienen pruebas y también varios cumpleaños y eventos de fin de año. 

Luego de las actividades y celebraciones en torno a Fiestas Patrias, a algunos niños se les puede hacer más complejo lo que queda del año, tienen menos energía y en algunos casos disminuye la capacidad de atención y bajan los niveles de concentración, lo que podría llevar en ocasiones a presentar síntomas de ansiedad y mayor frustración al no obtener los logros deseados. 

Ana María Rodríguez, Psicóloga Infantil de Clínica Universidad de los Andes, indica que en esta época “Los niños notan que requieren destinar un mayor esfuerzo y más tiempo para estudiar algo que antes les resultaba fácilmente. Además en lo social, hay actividades o celebraciones, lo que en ocasiones puede generar cierta ansiedad o expectación frente al evento o sentimientos de exclusión si es que no forman parte de éstos”. 
 
Frente a esto, la especialista aconseja a los padres a que estén disponibles emocionalmente, atentos a las exigencias y al esfuerzo que pone cada niño. “La mejor manera de ayudarlos es seguirlos de cerca, acompañarlos, alentarlos y notificar si hay cambios en los estados de ánimo o aparición de síntomas relacionados con ansiedades propias de esta época”.

Durante estos últimos meses del año se espera llenar las expectativas y que las metas sean cumplidas, “Los padres y profesores deben ser cuidadosos con el manejo de las expectativas, ya que si ponen altas exigencias, en cuanto a notas, puede ser muy frustrante y sentirse derrotados antes de intentarlo. En otros casos hay niños que aprenden de sus errores y les ayuda ver una nota que refleja su nivel de esfuerzo. En ocasiones sirve que ellos puedan contar con otras alternativas para mejorar, si es que han bajado sus notas, como por ejemplo hacer trabajos o ganar puntos extra por participar o cooperar de otro modo con la asignatura. De este modo tanto profesores y padres muestran que no se juega todo su esfuerzo en una sola nota y los niveles de ansiedad disminuyen al pensar en otras alternativas posibles a futuro”, explica la especialista. 

Ana María concluye que es un desafío para los adultos, mantener motivados a los niños y enfocados, para sostener el último impulso en el tiempo que queda. Se recomienda establecer con mayor razón horarios y límites claros. Se pueden incluir actividades al aire libre, sin quitar tiempo al estudio. Incluso se puede aprovechar el buen tiempo, para dar premios o refuerzos, si ellos estudian o cumplen con sus deberes, por ejemplo: un paseo en bicicleta o bañarse en una piscina, puede ser un gran incentivo para aprovechar mejor el poco tiempo de estudio que va quedando.

Especialistas relacionados:

Ana Maria Rodriguez Conca

Ana Maria Rodriguez Conca

Ana Maria Rodriguez Conca

Ana Maria Rodriguez Conca

Psicología Reserva de hora
 

Temas relacionados

Trastorno afectivo estacional: ¿Le deprime la primavera?

Trastorno afectivo estacional: ¿Le deprime la primavera?

Primavera es la estación del año durante la cual se produce un alza en la aparición de cuadros de trastornos del ánimo. 

ver articulo completo
Cómo cuidar a nuestros niños en primavera

Cómo cuidar a nuestros niños en primavera

Principales cuidados y recomendaciones para enfrentar alergias y virus comunes de esta época. 

ver articulo completo
 ¿Cómo podemos ayudar a un niño con sobrepeso?

¿Cómo podemos ayudar a un niño con sobrepeso?

Es muy importante que ayudemos a los niños a controlar el peso cuando existe un exceso, pensando que impacta su salud en la edad adulta.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME