• Cómo reconocer un ataque de vesícula

    4 de nov 2016
    La inflamación de la vesícula además de generar dolor, puede producir náuseas y vómitos.

    El dolor abdominal es el principal síntoma de la inflamación de la vesícula, más coloquialmente conocido como “ataque de vesícula”. Ese dolor se llama cólico biliar y se produce principalmente por los cálculos que están dentro de la vesícula obstruyendo parcial o completamente el conducto de salida de la vesícula hacia la vía biliar. 

    El Dr. Alex Escalona, cirujano de la Clínica Universidad de los Andes, explica que “los cálculos tapan este conducto, la vesícula se contrae, la bilis no puede salir, generando que se inflame la vesícula y eso genera mucho dolor”. 

    Síntomas de la inflamación de la vesícula:
    > Dolor
    > Náuseas
    > Vómitos

    A veces estos síntomas se quitan solos, debido a que los cálculos cambian de lugar producto del movimiento. En otras oportunidades, el dolor no cede. Frente a esto, el Dr. Escalona recomienda asistir a un servicio de urgencias para que el dolor pueda ser calmado con analgésicos intravenosos. 

    Cuando no es posible bajar el dolor, hay que realizar de urgencia una cirugía que consiste en la extracción de la vesícula. 

    ¿Qué pasa si no me saco la vesícula?
    El especialista señala que cuando la vesícula está con cálculos y no se saca, lo más probable es que no se produzcan complicaciones en el corto plazo. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, los cálculos sí pueden producir problemas. “Primero se puede generar dolor. Estos pueden extenderse por horas, generando un cuadro de colecistitis aguda. Lo otro que puede ocurrir es que los cálculos migren a la vía biliar, generando otras complicaciones en el hígado y páncreas como inflamación e infección de la vía biliar (Colangitis aguda) u obstrucción del conducto pancreático, que produce una pancreatitis aguda. Esas dos condiciones pueden ser de mucha gravedad”, advierte el Dr. Escalona. 

    Se sabe también que la presencia de cálculos en la vesícula biliar pueden producir inflamación y alteraciones de la pared que pueden conducir al desarrollo de un cáncer de la vesícula. Por este motivo se recomienda la extracción de la vesícula a los pacientes con cálculos con o sin dolores u otras complicaciones.


    Este artículo contó con la participación del Dr. Alex Escalona, cirujano de la Clínica Universidad de los Andes, especialista en cirugía general. 



    Déjenos sus comentarios...