Compartir
17 de may 2017
Distorsión de la imagen corporal provoca el fracaso en los tratamientos contra la obesidad.

El último Mapa Nutricional 2016, encuesta elaborada por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), señaló que el 26,4% de los alumnos de entre cinco y siete años tienen sobrepeso en Chile y el 23,9% tiene obesidad. En primero medio, el sobrepeso aumenta a 31,8%, mientras la obesidad llega al 13,4%, siguiendo una tendencia al alza en los últimos años.

Pero para algunas madres, esos números no se condicen con su realidad. Un análisis realizado por la investigadora y psiquiatra de la Universidad  de los Andes, Mariana Nuño y la nutrióloga de Clínica Universidad de los Andes  -y que incluyó a 129 pares de madres y sus hijos- detectó que la mayoría de ellas tienen una distorsión de la imagen corporal de sus hijos. En otras palabras, no ven el sobrepeso en ellos.

El estudio muestra que el 54,8% de las madres de niños obesos y el 78,3% de las madres de niños con sobrepeso presenta la distorsión, lo que podría repercutir en la escasa adherencia a tratamientos para enfrentar el problema. Llega al extremo de que el 26% de las madres de niños con obesidad los ven eutróficos (en buen estado de nutrición) y el 10% incluso enflaquecidos.

Mariana Nuño, señala que la imagen mental de las madres hacia sus hijos tiene un carácter subjetivo y con frecuencia no se corresponde con la realidad, una distorsión que se produce por una combinación de causas emocionales, genéticas y neurobiológicas. “Sus consecuencias son muy importantes, ya que generalmente es la madre quien se preocupa de la alimentación y actividad física del niño. Si la madre presenta una distorsión sobre el peso de su hijo y no ve su problema en relación al sobrepeso u obesidad, considerándolo como ‘de peso normal’, no seguirá un tratamiento adecuado, ni se centrará en alimentarlo en forma saludable”, sostiene la psiquiatra.

Al revés, muchas madres de clase social alta consultan porque el hijo está gordo y al evaluarlo está normal, está alterada su percepción. Al decirles que está normal o incluso delgado, no lo creen y muestran lo que creen que es un rollo o te dicen que está grasoso, lo que en una niñita causa angustia, porque no cumple las expectativas de la madre de estar delgada y puede llevarla a presentar un trastorno de conducta alimentaria”, dice la nutrióloga Mariana Hevia.


Sinceridad en la consulta
Uno de los problemas que aparecen cuando las madres consultan es que suelen decir que los niños comen lo normal, pero al interrogar con más detalle, “se trata de niños sedentarios, que comen a deshora, pasan muchas horas frente a diferentes pantallas; incluso los preescolares frente al computador y celulares por horas”, indica Hevia.

La evaluación se hace tanto con examen físico como con entrevistas, y el tratamiento, que incluye dieta y ejercicios, se debe hacer sin retarlos, derivándolos a un nutricionista o psicólogo si es necesario. “Pero si la madre lo sigue viendo normal o delgado, no hará la dieta y no cambiará los hábitos familiares, con un mal resultado final: llegará a adolescente obeso, con todas las patologías que trae consigo”, enfatiza la nutrióloga.


Fuente: La Tercera
Compartir

Especialistas relacionados:

Dra. Mariana Hevia Alzérreca

Dra. Mariana Hevia Alzérreca

Dra. Mariana Hevia Alzérreca

Dra. Mariana Hevia Alzérreca

Nutriología Pediátrica Reserva de hora
 

Temas relacionados

Lo que hay que saber de la enfermedad celíaca

Lo que hay que saber de la enfermedad celíaca

En el Día Internacional del Celíaco te invitamos a conocer los principales síntomas de esta enfermedad.


ver articulo completo
“Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer de colon”

“Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer de colon”

Existe una amplia relación entre cáncer de colon y alimentación. 

ver articulo completo
Cómo controlar el peso de los niños durante el verano

Cómo controlar el peso de los niños durante el verano

Mantener un horario definido de alimentación y sueño, ayuda a disminuir el aumento de peso.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME