Compartir
25 de oct 2017
El número de niños con obesidad en el mundo ha aumentado diez veces en cuarenta años. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó hace algunos días que hasta el año pasado existían 124 millones de niños con obesidad en el mundo. Una cifra alarmante, considerando que ha aumentado diez veces en cuarenta años. 

Pero eso no es todo. Además, hay 213 millones de niños con sobrepeso, una cifra que delata los malos hábitos que mantienen los menores de edad y sus familias.  En 1975, menos de un 1% de los niños y adolescentes tenía sobrepeso. Actualmente esa cifra es de casi un 6% en niñas y en niños aumenta a un 8%. La alta ingesta de dulces y comida chatarra y la falta de actividad física, son sólo algunos factores que influyen en este aumento. 

Alejandra Alarcón, nutricionista e integrante del Programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes, señala que “cambiar los hábitos alimenticios y preferir alimentos saludables es primordial para estar sanos y erradicar este problema que se ha transformado en una epidemia. Tenemos un importante desafío”.

Para eso, entrega algunos consejos que promueven una alimentación equilibrada para los menores. “Es importante el consumo de lácteos bajos en grasas, cereales y pan, preferentemente integrales, y también controlar el consumo de azúcar refinada. Las verduras y frutas también son primordiales en el plan de alimentación. El consumo de agua debe aumentar, dejando fuera las bebidas o jugos azucarados”. 

El consumo de carnes procesadas y embutidos no son recomendables. Las carnes magras son una excelente opción. Los frutos secos también son importantes y son preferibles sin sal. 

La especialista enfatiza que “se deben privilegiar las preparaciones al vapor, a la plancha, hervidos o asados. También debemos educarlos e incentivar que prefieran los sabores naturales, evitando salsas y grandes porciones de sal. Otro punto importante es enseñarles a comer lentamente e impulsar la actividad física permanente, y actividades al aire libre en épocas de temperaturas más templadas”. 

Los niños adquieren los hábitos desde sus primeros años de vida, por lo tanto es importante impulsar comportamientos saludables que sean perdurables en el tiempo. El ejemplo de los padres y el apoyo familiar son clave para el éxito. 



Compartir

Especialistas relacionados:

Alejandra Alarcón Medina

Alejandra Alarcón Medina

Alejandra Alarcón Medina

Alejandra Alarcón Medina

Nutrición Reserva de hora
 

Temas relacionados

Los beneficios de las semillas y frutos secos

Los beneficios de las semillas y frutos secos

Una alimentación balanceada requiere de una amplia gama de productos. Entre ellos se encuentran las semillas y frutos secos.

ver articulo completo
Diet o Light: ¿Cuál es más recomendable?

Diet o Light: ¿Cuál es más recomendable?

Estos conceptos generalmente se confunden, pero tienen objetivos distintos. Sepa cuál usar de acuerdo a su alimentación.

ver articulo completo
“Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer de colon”

“Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer de colon”

Existe una amplia relación entre cáncer de colon y alimentación. 

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME