22 de mar 2017
Compartir
El martes 14 de marzo se inició la campaña nacional de vacunación contra la influenza. La vacuna está indicada principalmente para niños, embarazadas, personas de la tercera edad y enfermos crónicos. Pero la recomendación es  que todos se vacunen, ya que es un virus sumamente contagioso y puede producir complicaciones severas.
  
La influenza es una infección generada por un virus respiratorio, cuya incidencia aumenta fuertemente durante los meses invernales y se manifiesta por un cuadro muy agudo de fiebre, dolores musculares, de cabeza y garganta, además de tos y congestión nasal. Se le conoce también con el nombre de “gripe”, es muy frecuente y contagiosa.

La influenza es clínicamente similar a otros virus respiratorios y por los síntomas se puede confundir fácilmente. Con la influenza predominan los síntomas generales, como el aumento de fiebre, malestares y dolores musculares, por sobre los síntomas respiratorios específicos, como la tos, la congestión nasal y el romadizo”, explica el Dr. Ronald Reid, broncopulmonar de Clínica Universidad de los Andes. 

La única forma de confirmar la influenza es con un examen de laboratorio, que a través de una muestra de secreción nasal, identifica al virus responsable. 

Todas las personas debieran colocarse la vacuna anti-influenza, pero en especial las poblaciones de riesgo (niños, embarazadas, adultos mayores y pacientes que tienen enfermedades crónicas), ya que en ellos la influenza puede presentarse como un cuadro más grave y aumentar el riesgo de hospitalización y mortalidad. 

La época de vacunación recomendada es entre marzo y abril, debido a que la respuesta inmunológica se demora un par de meses como mínimo. No se debe colocar la vacuna cuando existe una contraindicación médica, si se tiene alguna alergia a los componentes de la vacuna o si se está cursando un cuadro respiratorio agudo en ese momento.

El mito de la vacuna sobre esta infección es creer que, si se la pone, no se va a enfermar o resfriar. Esto no es así, la vacuna es específica contra el virus de la influenza. Todos los otros virus, como el rinovirus, adenovirus, entre otros, son virus típicos de invierno que pueden llegar de igual manera, pero su cuadro clínico es más leve cuando la persona se ha vacunado.

PREVENCIONES:
> Ventilar las habitaciones.
> Evitar ambientes muy contaminados.
> En caso de poseer una enfermedad crónica, usar una mascarilla.
> Evitar cambios bruscos de temperatura.
> Lavar frecuentemente las manos y tomar medidas generales de higiene.
> Al toser o estornudar, cubrir con pañuelos desechables la boca y nariz. Como alternativa, cubrir la boca y nariz con el antebrazo. En ambos casos, lavar las manos después.
> Limitar el contacto del enfermo con otras personas.
> Al alimentar a los niños no pruebe la comida con la misma cuchara.
> Junto con lo anterior, la mejor manera de evitar contraer esta enfermedad y en especial las complicaciones graves, es la vacunación.

Especialistas relacionados:

Dr. Ronald Reid Salas

Dr. Ronald Reid Salas

Dr. Ronald Reid Salas

Dr. Ronald Reid Salas

Enfermedades Respiratorias Reserva de hora
 

Temas relacionados

¿Qué es la influenza aviar?

¿Qué es la influenza aviar?

La gripe o influenza aviar es una enfermedad infecciosa vírica de las aves. Generalmente afecta a las aves acuáticas salvajes, como patos y gansos.

ver articulo completo
¡Cuidado con el Hanta!

¡Cuidado con el Hanta!

Ventilar los espacios y almacenar de forma segura los alimentos, son algunos consejos para prevenir el contagio de este virus. 


ver articulo completo
Diarrea, una enfermedad de verano

Diarrea, una enfermedad de verano

Cuando esta patología interrumpe sus vacaciones, existen varios consejos que puede considerar para terminar con ella.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME