Compartir
7 de jun 2018
Lavarse las manos, evitar el contacto con personas enfermas y el tabaco, son algunas medidas para evitar el contagio.

En esta época del año, aumentan los casos de virus respiratorio sincicial entre personas de todas las edades, aunque los casos más graves se presentan en niños menores de dos años.

La Dra. Cecilia Brea, especialista en infecciones respiratorias pediátricas, responde las principales interrogantes sobre este virus y su prevención.

¿Cómo se contagia el virus respiratorio sincicial?

Se contagia de persona a persona, por el contacto con partículas esparcidas al toser, estornudar o hablar, las cuales pueden llegar a sobrevivir hasta 6 horas en las superficies de juguetes, mesas, o de cualquier otro objeto.

¿Cuáles son los síntomas característicos del virus respiratorio sincicial?

Los síntomas se inician habitualmente con congestión nasal y tos productiva. Pueden tener o no fiebre y, dependiendo de la evolución, la persona puede presentar dificultad respiratoria, decaimiento importante y no alimentarse bien.

¿Cuál es la gravedad de este virus?

La gravedad de los cuadros es variable. Depende de la edad y la existencia de factores de riesgo. Los menores de 3 meses, prematuros, cardiópatas o niños con enfermedad pulmonar crónica o alguna otra enfermedad de base, pueden presentar los casos más severos. Puede ser necesario recibir oxígeno y, a veces, apoyo con un ventilador mecánico.

¿Ha existido un aumento en los casos registrados?

Todos los años en otoño e inverno se observa un aumento de la circulación de los virus respiratorios. Este 2018 no es la excepción y desde los primeros días de junio se observa un aumento en la positividad de los virus respiratorios. 


¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la infección por virus respiratorio sincicial es sintomática: hidratación adecuada, aseo nasal frecuente y manejo de las secreciones y de la obstrucción bronquial. En los casos más graves se requiere el manejo de la insuficiencia respiratoria, con oxígeno y eventual ventilación mecánica. No existe un tratamiento específico y no se requiere antibióticos, salvo que exista además una infección bacteriana asociada.

¿Cómo se puede prevenir?

Las principales medidas de prevención son el lavado de manos, evitar el contacto con personas enfermas, evitar la contaminación intradomiciliaria, como tabaco, calefacción con parafina o leña; ventilar lugares cerrados y estimular la lactancia materna. 

Hay que recordar que aún no existe vacuna para el virus respiratorio sincicial, aunque se está trabajando en su desarrollo. Existe un anticuerpo monoclonal específico contra este virus que tiene un costo muy alto, cuyo uso está recomendado por la Academia Americana de Pediatría en prematuros extremos, prematuros con displasia broncopulmonar y cardiópatas menores de 1 a 2 años. En Chile está cubierta su administración por la Ley Ricarte Soto a los lactantes prematuros con displasia broncopulmonar. En ninguna parte del mundo se administra en niños sanos.

Compartir

Especialistas relacionados:

Dra. Cecilia Brea Torres

Dra. Cecilia Brea Torres

Dra. Cecilia Brea Torres

Dra. Cecilia Brea Torres

Enfermedades Respiratorias Pediátricas Reserva de hora
 

Temas relacionados

Lavado de dientes: Cinco recomendaciones para crear el hábito en los niños

Lavado de dientes: Cinco recomendaciones para crear el hábito en los niños

El cuidado de la salud bucal debe comenzar desde los primeros meses de vida.

ver articulo completo
Niños y redes sociales: Qué cuidados se deben tener

Niños y redes sociales: Qué cuidados se deben tener

La clave es supervisar y orientarlos en un buen uso de internet.

ver articulo completo
 Los niños también pueden sufrir trastornos alimenticios

Los niños también pueden sufrir trastornos alimenticios

Tratarlos de forma temprana, puede ser determinante en el desarrollo emocional del niño, en la construcción de vínculos y en su autoestima.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME