• Testimonio: “El costado derecho de mi abdomen se hinchaba cada cierto tiempo... No sabía lo que ocurría”

    12 de feb 2016
    Héctor Jorquera fue operado de una hernia incisional por vía laparoscópica por el Dr. Alex Escalona, cirujano digestivo.

    Héctor Jorquera tiene 55 años, es ingeniero civil químico y actualmente es docente universitario. A mediados de junio de 2015 acudió a consulta con la Dra. Tatiana Vujcic, gastroenteróloga de nuestra Clínica, debido a fuertes dolores en su abdomen.
     
    Empecé a sentir evidentes molestias. El costado derecho de mi abdomen se hinchaba cada cierto tiempo, especialmente mientras hacía ejercicio, o cuando inhalaba profundamente. Era muy extraño; no sabía lo que ocurría. Así que decidí buscar un médico especialista que tuviese el conocimiento y experiencia para tratar esto”, cuenta el paciente.

    La Dra. Tatiana Vujcic diagnosticó una hernia incisional, lo que básicamente es una apertura en la pared abdominal que provoca que se debilite. La única opción que tenía como tratamiento era una cirugía, la que fue realizada por el Dr. Alex Escalona, cirujano digestivo de la Clínica.

    A Héctor Jorquera se le hizo una cirugía laparoscópica, que es mínimamente invasiva, por lo que su post operatorio es más rápido que el de una intervención tradicional. Si bien el primer día sintió decaimiento, un poco de náuseas por los medicamentos y la zona abdominal estaba delicada, a las dos semanas se encontraba estable y en condiciones aptas para volver a su rutina diaria.

    Según el Dr. Alex Escalona, cirujano digestivo de la Clínica, “la mayoría de las veces, la forma para solucionar este problema es por medio de una cirugía abierta con ayuda de una malla. Sin embargo, la vía laparoscópica es una alternativa muy segura, que permite resolver este problema con menos heridas, cicatrices, dolor y poca estadía en la Clínica. El paciente se puede reincorporar a sus actividades normales en menos tiempo”, afirma.

    Héctor cuenta que “hice reposo en la casa y después pude volver a trabajar sin problemas. Eso sí, mantuve una dieta liviana y, por un corto tiempo, usé una faja en la zona abdominal. Estoy muy bien”.

    La atención y el equipo médico multidisciplinario de la Clínica son los dos aspectos que Héctor más destaca de su estadía. “Súper buena la atención. En pabellón me di cuenta que trabaja mucha gente, son un equipo grande. Todo funcionó a la perfección”, indica.

    Después de seis meses, Héctor se encuentra estable, sin régimen alimenticio y hace sus actividades diarias igual que siempre.

    Este artículo se desarrolló con la colaboración del Dr. Alex Escalona, cirujano digestivo, y la Dra. Tatiana Vujcic, gastroenteróloga, de Clínica Universidad de los Andes.

    Déjenos sus comentarios...

CATEGORÍAS PRINCIPALES