• Primer paciente en Chile en recibir moderna bomba de insulina

    5 de ago 2015
    Nueva tecnología permite mantener bajo control la diabetes de María Inés Guzmán, mejorando notablemente su calidad de vida.

    Hace 47 años que María Inés Guzmán padece de Diabetes Mellitus Tipo 1,  enfermedad que provoca múltiples complicaciones. En su caso le había causado retinopatía diabética, enfermedad que causa pérdida de visión.

    A pesar de todos los esfuerzos por un buen control, sufría pérdidas de conocimiento con frecuencia por la baja de azúcar, causándole preocupación a mi familia y perdiendo además la confianza para manejar o salir sola”, cuenta María Inés.

    El Dr. Aníbal Donoso, nutriólogo y diabetólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica que la gravedad del cuadro de María Inés lo llevó a recomendar la instalación de una bomba de insulina MiniMed 640 G, modelo que acaba de llegar a Chile y que actúa como una especie de páncreas sintético, capaz de infundir insulina en pequeñas cantidades a nivel subcutáneo. Permite lograr un mejor control de la glicemia y evitar las hipoglicemias, ya que cuenta con un sensor de glicemia incorporado.

    “Desde que me  instalaron la bomba hasta ahora, nunca más he tenido bajas de azúcar”, destaca María Inés.

    El Dr. Aníbal Donoso señala que esto constituye un tremendo avance en el tratamiento de la diabetes tipo 1 con hipoglicemia severa recurrente. “Además de mejorar la calidad de vida, disminuye  el riesgo de complicaciones aguda y crónicas derivadas de esta enfermedad, que en el caso de las hipoglicemias a repetición  pueden provocar daños cognitivos e incluso ser mortal”, concluye.

    Este artículo se desarrolló con la colaboración del Dr. Aníbal Donoso, nutriólogo y diabetólogo de Clínica Universidad de los Andes.

    Déjenos sus comentarios...

CATEGORÍAS PRINCIPALES