Compartir
28 de ene 2019
En el verano, aumentan los casos de mordeduras y picaduras, ¿cómo evitarlas y qué hacer si esto pasa?

Estar más tiempo al aire libre durante las vacaciones, aumenta el contacto con abejas y zancudos, lo que muchas veces puede terminar en picaduras. Asimismo, las altas temperaturas y encierro elevan el riesgo de contacto y por ende de sufrir mordeduras de arañas, particularmente las de rincón.

Para reducir este riesgo, el Dr. Carlos Rivera, jefe de la Unidad de Urgencia de Clínica Universidad de los Andes, aconseja que mientras se esté al aire libre, lo ideal es alejarse de los lugares donde se concentran abejas o insectos, sacudir cojines o toallas que están al exterior antes de tomar asiento o recostarse. Si es necesario, cubrir mangas y piernas con ropa. Si hay exceso de insectos y no es posible moverse, usar algún repelente autorizado, certificado y en cantidad prudente.

En el caso de los lugares cerrados, ventilar previamente, pasar un paño húmedo con cloro o alcohol en superficies, barrer sin levantar mucho polvo o aspirar. Además, movilizar muebles y limpiar espacios de más difícil acceso y donde con mayor frecuencia se anidan arañas. Especial precaución debe tenerse en ropa que ha permanecido sin uso por tiempo prologado.

El especialista aclara qué hacer en caso de Mordedura de araña de rincón:

En Chile, la araña de rincón o loxosceles laeta es una de las más peligrosas. Es muy común encontrarla en las casas y se esconde en rincones, ropa colgada, detrás de cuadros y muebles, especialmente en lugares donde no se ha limpiado o removido objetos por mucho tiempo. No es agresiva y la mordedura suele producirse de forma accidental, cuando la araña es presionada contra la piel.

Es una mordedura muy dolorosa y su característica principal es que alrededor se dibuja algo así como una diana con un borde de color que con los días se va oscureciendo por necrosis. Si solo produce una reacción cutánea, puede ser complicado, pero no mortal (loxocelismo cutáneo); en cambio, cuando la mordedura está acompañada por malestar general (fiebre, náuseas, dolores musculares, vómitos) y la orina se oscurece, se trata de un cuadro grave (loxocelismo visceral), que requiere atención médica urgente.

Si ocurre una mordedura, lo primero que hay que hacer es poner hielo sobre la zona afectada, porque el frío inactiva el veneno y retarda o evita la aparición de los síntomas. Luego, acudir al Servicio de Urgencia. Además, en lo posible, capturar, fotografiar o filmar a la araña para permitir su identificación.

Para evitar su mordedura:

- Sacudir y revisar la ropa antes de vestirse.
- Sacudir las toallas antes de usarlas.
- Separar las camas y otros muebles de los muros.
- Sellar con silicona las ranuras de puertas y ventanas.
- Realizar aseo prolijo en el hogar, especialmente en lugares con poca luz, como clósets, muebles y bodegas.

Picadura de abeja:

Además de dolor y una pequeña hinchazón, una picadura de abeja no debería pasar a mayores. En estos casos, se aconseja aplicar hielo y sacar la lanceta. Pero, si la persona es alérgica, puede tener consecuencias graves al presentar una reacción anafiláctica que incluso podría provocar la muerte si no se actúa rápido. "Los alérgicos a las abejas deben tener siempre a mano antihistamínicos o un antialérgico inyectable. Eso puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte", advierte el Dr. Rivera.

Si se producen los siguientes síntomas, hay que ir a un servicio de urgencia:

Para evitar que una abeja pique, se recomienda no caminar descalzo sobre el pasto ni molestarlas, sobre todo si se está cerca de una colmena.

Picadura de mosquitos y zancudos:

Cerca de ríos y lagos, es habitual la presencia de estos insectos, sobre todo en días de calor. Su picadura no es peligrosa en sí y solo produce una roncha con picazón, pero si el mosquito o zancudo tiene alguna infección, podría provocar más daño. Así ocurre al rascarse demasiado, corriendo el riesgo de infectar la lesión.

Asimismo, y sobre todo en otros países, el peligro está en la picadura de mosquitos que transmiten enfermedades infecciosas como fiebre amarilla y dengue.

Para evitar la picadura, se recomienda:

- Usar ropa de colores claros, con manga y pantalón largo, incluso zapatos cerrados. - Usar repelente de insectos con DEET y rociar la ropa con permetrina. El repelente debe contener una concentración adecuada entre un 30% a un 50% de DEET (dietiltoluamida), el cual debe ser aplicado de acuerdo con las indicaciones del producto, existiendo incluso al 100% para aquellas zonas de mayor riesgo. - En caso de que la habitación no cuente con aire acondicionado ni mallas protectoras en las ventanas, usar un mosquitero impregnado con permetrina antes de dormir. - Evitar zonas de mosquitos en la madrugada y el atardecer y, de ser necesario, usar manga larga y pantalones en esas horas, especialmente al ocaso.

Además, para quienes vayan a países donde hay brote de fiebre amarilla, existe la vacuna contra esta enfermedad, la que debe ser aplicada al menos diez días antes de comenzar el viaje. Es importante conservar el certificado de vacunación por si la autoridad lo pide.

Especialistas relacionados:

Dr. Carlos Rivera Prat

Dr. Carlos Rivera Prat

Dr. Carlos Rivera Prat

Dr. Carlos Rivera Prat

Cirugía General Reserva de hora
 
Compartir

Temas relacionados

¿Cómo evitar el sueño mientras conducimos de noche?

¿Cómo evitar el sueño mientras conducimos de noche?

Descansar en el día y comer liviano son algunas recomendaciones.

ver articulo completo
Qué no debe faltar en el botiquín de viaje

Qué no debe faltar en el botiquín de viaje

Se recomienda llevar desde gasa y tela adhesiva, hasta medicamentos generales y de uso habitual.

ver articulo completo
Unidad de Rescate participa en Taller de Incidentes con Múltiples Víctimas

Unidad de Rescate participa en Taller de Incidentes con Múltiples Víctimas

El simulacro permitió la elaboración de un protocolo de colaboración entre diferentes sistemas de emergencia públicos y privados.

ver articulo completo






Infórmese mensualmente de las novedades con el newsletter de la clínica a través del email

SUSCRIBIRME