SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Preeclampsia

Su incidencia varía entre un 3% a un 5% de las embarazadas.

La preeclampsia es un síndrome que se manifiesta en el segundo trimestre del embarazo, aproximadamente a las 20 semanas de gestación.  Su incidencia varía entre un 3 a un 5% de las embarazadas y es la principal causa de morbilidad y mortalidad materna y perinatal. Esta patología consiste en el desarrollo de la hipertensión arterial (elevación de la presión arterial) asociado a la pérdida de proteínas a través de la orina. Este síndrome puede ser moderado o extremo.

Generalmente, la preeclampsia aparece durante el embarazo y desaparece después del parto.

  • Presión arterial superior a 140/90 mmHg.

     

  • Dolores de cabeza y alteraciones visuales.

     

  • Tinnitus (presencia de un sonido como pitido sin que haya un estímulo externo).

     

  • Dolor abdominal.

     

  • Retención de líquidos en las piernas o en la cara.

     

  • Edema progresivo y generalizado.

La causa por la que se genera preeclampsia es desconocida y forma parte del Síndrome Hipertensivo del Embarazo (SHE). El origen de este síndrome está en la placenta y se asocia al desarrollo de esta y la respuesta que tiene la madre frente a la placenta. 

Existen diferentes factores de riesgo como:

-        Embarazos en menores de 20 años y en mayores de 35.

-        Preeclampsia en embarazos previos.

-        Antecedentes familiares de preeclampsia.

-        Embarazos múltiples.

-        Obesidad.

Contamos con especialistas en diferentes patologías fetales, moderna tecnología y todo lo necesario para el estudio y tratamiento de las complicaciones del embarazo.

Diagnóstico: si la presión arterial aumenta, el médico recomendará que se realicen exámenes para entregar un diagnóstico certero. Se indican exámenes de orina y de sangre para corroborar la proteinuria (pérdida de proteínas a través de la orina) y se evalúa el grado de afectación materna.

En algunos casos se puede recomendar la hospitalización para lograr una monitorización cercana y estricta del bienestar materno y fetal.

En los casos de preeclampsia moderada, se busca el mayor desarrollo fetal posible, intentado llegar a las 37 o 38 semanas, para así disminuir complicaciones asociadas a la prematurez. Cuando se da preeclampsia severa, se evalúan los beneficios maternos de la finalización inmediata del embarazo con los riesgos neonatales de una prematurez extrema.

Acompañamiento perinatal: realizamos un acompañamiento integral con psiquiatras, psicólogos y matronas que entregan apoyo a los padres y familias que están pasando por difíciles momentos debido a embarazos de alto riesgo.