SERVICIOS EN LÍNEA
Home / Médicos y Especialidades / Enfermedades y Tratamientos / Detalle Enfermedades y Tratamientos

Restricciones de crecimiento fetal

Esta patología se presenta en el 6% de los embarazos

Consiste en anomalías que ocurren en la placenta y que podrían estar disminuyendo el aporte de oxígeno y nutrientes hacia el feto. Esta patología se presenta en el 6% de los embarazos.

Dentro de esta enfermedad se encuentran dos grupos: secundario a insuficiencia placentaria y secundario a daño fetal o placentario intrínseco.

El grupo de interés en el manejo perinatal es el secundario a insuficiencia placentaria, el que se clasifica en:

-        Precoces: son aquellos casos evidenciados antes de las 34 semanas y representan de un 20 a 30% de los casos de restricciones de crecimiento fetal. Son graves y con mal pronóstico, por lo que hay que monitorear constantemente para definir cuándo se finalizará la gestación.

-        Tardíos: son los casos evidenciados después de las 34 semanas y representan entre un 70 a 80% de los casos de restricciones de crecimiento fetal. El desafío es diagnosticar la patología a tiempo, ya que es la causa de hasta un 50% de muertes perinatales cercanas al término, por generar hipoxia.

Contamos con especialistas en diferentes patologías fetales, moderna tecnología y todo lo necesario para el estudio y tratamiento de las complicaciones del embarazo.

Una vez diagnosticada esta patología, debe tratarse ya que la restricción en el crecimiento fetal aumenta la morbilidad y la mortalidad perinatal por complicaciones neonatales, daño neurológico u otras enfermedades. Además, en la etapa infantil se puede ver afectado el desarrollo neurológico y en la vida adulta podría existir mayor posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2 o hipertensión arterial.

Estos embarazos deben interrumpirse antes de que la falta de oxígeno produzca daño neurológico. Sin embargo, para el equipo médico es un gran desafío, ya que se debe identificar el momento preciso en el que hay que intervenir, antes de que una hipoxia produzca daños neurológicos importantes y lograr que transcurran las semanas suficientes para aumentar las posibilidades de sobrevida del feto bajo los cuidados profesionales de neonatología.

Para identificar el momento adecuado, existen métodos de vigilancia que permiten evaluar las manifestaciones fetales a la insuficiencia placentaria, tales como:

-        Curva de crecimiento fetal.

-        Test no estresante.

-        Perfil biofísico.

-        Evaluación del líquido amniótico (amniocentesis).

-        Ecografía con velocimetría Doppler.

El uso de estos mecanismos ayudará a vigilar de manera permanente al feto para disminuir los riesgos de que sufra hipoxia crónica intrauterina.

Acompañamiento perinatal: en Clínica Universidad de los Andes, realizamos un acompañamiento integral con psiquiatras, psicólogos y matronas que entregan apoyo a los padres y familias que están pasando por difíciles momentos debido a embarazos de alto riesgo.